¿Por qué se acaba el amor y qué hacer al respecto?

Cuesta hacerse de la idea, pero ocurre más seguido de lo que te imaginas. El amor se acaba y parece que actualmente es más fácil encontrar relaciones rotas, familias que se han separado por la aparición de terceras personas o simplemente ya no se siente lo mismo que antes. Si has llegado a estar en esta frustrante situación de sentir que a tu relación se le ha acabado el amor, seguro te han cruzado sin fin de preguntas por la mente.

¿Qué ha cambiado? ¿Tendrá solución? ¿Quiero arreglar las cosas o mejor no lucho por mi relación? ¿Nos aburrimos del otro? ¿Ya no me gusta su trato y palabras? ¿Acaso es mi inseguridad? ¿Merezco algo mejor que esto?

No hay respuestas fáciles cuando este acontecimiento toca a nuestra puerta. Siempre será duro para todos abandonar o soltar aquello que en algún momento nos hizo felices, pero es mejor aceptar que en ocasiones las fuerzas se agotan y el amor ya no alcanza. Por supuesto, se tienen que poner muchas cosas en balanza ¿cuáles son los pros de terminar esta relación? ¿Y cuáles son los contras?

Los expertos de BeNaughty están seguros de que podrán ayudarte poniendo a tu disposición algunos consejos y cosas a tomar en cuenta al terminar una relación. Con esto pretenden ayudarte a verle los beneficios o, por el contrario, pensar si vale la pena luchar por tu relación. Sigue leyendo para saber más.

¿Por qué se acaba el amor?

El amor es una de las facetas humanas que más ha interesado a las personas al ser una de las principales fuentes de motivación y nos ayuda a otorgarle un significado a nuestras vidas. Naturalmente, muchas preguntas acerca del amor se centran en general en el modo en que surge el enamoramiento entre personas, pero también hace pensar en el término de dicho vínculo sentimental.

Antes de identificar algunas de las causas más comunes por las que el amor se termina, debemos entender que esto es un fenómeno complejo porque hay una cantidad exagerada de situaciones que nos conducen por el camino del amor. Existen diferentes estadios en los que, como seres humanos, nos posicionamos antes de saber que se trata de amor. Empezamos por la fase del no enamoramiento, en el que vivimos todos continuamente, la diferencia será que, si estamos en este contexto donde se vive relativamente bien, es posible que aparezca el amor con rapidez.

Dicho esto, lee los siguientes puntos e identifica si tu relación está pasando por esa etapa y si el amor comienza a apagarse por alguna de estas razones.

Solo se trataba de un enamoramiento

Aunque te resulta poco creíble, el amor y el enamoramiento no son lo mismo. Es enamoramiento tiende a ser de una corta duración, hablamos de unos pocos meses, mientras que el amor suele sobrepasar mínimo los seis meses. El enamoramiento se basa en esa tensión e incertidumbre sobre lo que pasará con la persona, sobre no conocerla y entra la idealización de él o ella.

Malas condiciones de vida

Es un mito aquello de que el amor lo puede todo. La realidad es que, el amor, como muchos otros sentimientos y emociones son un fenómeno psicológico que está ligado al contexto social. Si vivimos en una situación no propicia, el vínculo amoroso de debilitará o no tendrá siquiera oportunidad de crecer.

Monotonía

Sabemos que el amor conlleva hacer sacrificios, no siempre grandes, pero si significativos en la vida de las personas. Entre ellos, tener menos tiempo para uno mismo o la exposición a situaciones de conflicto por cualquier motivo. Esto puede implicar el aburrimiento en personas que no están acostumbradas a la rutina.

Expectativas demasiado irreales

Pasar fantaseando en la posibilidad de que la relación se transforme y una diferente surja como por arte de magia. Se piensa en tener oportunidades y eventos que compartir con la pareja y, cuando esto no ocurre, la frustración hace acto de presencia en la vida de las parejas, llevando al hartazgo o cansancio continuo.

¿Qué pasa cuando se acaba el amor?

Puede resultar una nueva etapa en la vida muy difícil de entender y superar. Para muchas personas, podría implicar el final de su estabilidad económica o incluso emocional. Si se acaba el amor, lo ven como el fin del mundo y todos los motivos que antes tuvieran para levantarse cada día, simplemente es como si se esfumaran de un momento para otro. de aquí la importancia de tener una autoestima alto incluso antes de comenzar una relación. Terminar con tu pareja de años o, aunque sea de tan solo unos meses, siempre será difícil y podría llevarte a la tan temida zona de la depresión.

Siempre es mejor aceptar que las cosas terminaron y no aferrarnos a la idea de que sí, nosotros o la otra persona cambia, nuestra relación volverá a ser la misma de antes. Podemos sentir un hueco en el pecho, la sensación como si algo nos faltara o el completo desinterés en nuestro cuidado personal. Lo importante siempre será superar esta situación por nuestro propio bien y, si hay hijos, por la salud mental de ellos.

Las personas dicen estas frases cuando se acaba el amor

Si aún no sabes del todo que es lo que está pasando en tu relación, checa las siguientes frases y piensa si tú o tu pareja alguna vez las han dicho, pues pueden darte pistas sobre lo que está ocurriendo en tu relación.

  • Ya no me gusta tu forma de ser conmigo.
  • Siento que no te conozco.
  • Antes me tratabas mejor, ahora apenas tienes tiempo para mí.
  • Ya no es lo mismo que antes.
  • No me siento tan cómodo como en un inicio de nuestra relación.

Los pensamientos cuando el amor se acaba suelen ser bastante desoladores y, para que negarlo, depresivos. Algunas personas se hunden tanto en su tristeza que consideran quitarse la vida. Es una etapa en la que se siente una completa falta de interés en nuestro entorno.

¿Cómo saber cuándo el amor se acaba en un matrimonio?

Cuando se acaba el amor en el matrimonio es común identificarlo por las acciones de tu pareja al llegar a casa o al querer pasar tiempo a solas con él. Con frecuencia pondrá excusas sobre estar cansado y no querer hacer nada más que mirar la televisión o encerrarse en el cuarto a mirar el teléfono. El trato indiferente contigo o los hijos, si los hay, también son un fuerte indicador de esto. Cuando el amor se acaba y hay hijos de por medio, puede resultar aún más difícil la separación, pues la pareja piensa en el bien de los hijos, aun a costa de la estabilidad emocional de los padres.

A continuación, te damos una serie de consejos sobre cómo hablar con tus hijos sobre la situación familiar.

  1. Háblales de una forma que sepan que no dejaron de quererlos a ellos, sino que, el amor de pareja, ya no existe.
  2. No intentes convencerlos de que tú eres el bueno y tu pareja es el malo.
  3. Procura no echar culpas a ti o tu pareja.
  4. Permite que saquen sus propias conclusiones.
Compartir